Que ver en Lisboa en 2-3 días. 20 imprescindibles.

En este artículo te muestro un itinerario para 3 días y/o los 20 imprescindibles que ver en Lisboa. Te recomiendo que le dediques al menos 3 días completos a la capital lusa para poder ver todo lo que te propongo e incluir una excursión a Sintra. ¡Prepárate para madrugar y caminar bastante!

Nos econtramos en la denominada “Ciudad de las siete colinas” por lo que la subida y bajada de cuestas está más que asegurada. Lleva un calzado cómodo y sube a alguno de sus míticos tranvías amarillos para ahorrar tiempo y vivir una de las experiencias más auténticas.

Primer día.

1. Plaza del Comercio.

Situada en pleno corazón de Lisboa y a orillas del río Tajo, se encuentra la enorme PraÇa do Comércio en donde destaca la estatua del rey José I en su parte central, y el Arco de la Rua Augusta en la parte norte, la calle más importante del barrio Baixa.

Desde hace unos años puedes subir al mirador, situado en el mismo arco y ver la plaza desde las alturas.


2. Elevador de Santa Justa.

que ver en Lisboa
Elevador de Santa Justa

Un ascensor de 45 metros de altura que comunica la Baixa (el barrio más céntrico) con el barrio de Chiado. Es de hierro y estilo neogótico, inspirado en otras construcciones francesas como la Torre Eiffel.

En su parte alta, hay una terraza/mirador donde se sitúa una cafetería para poder tomar algo mientras disfrutas de las consideradas, para muchos, mejores vistas de Lisboa.

  • Precio: 5,15 euros.
  • Horario: de 7.30 a.m 9 p.m (noviembre a abril). De 7.3 a.m -11 p.m (mayo a octubre)

3. Convento do Carmo.

Fue el templo gótico más importante de Lisboa hasta que el terremoto de 1755 lo dejó en ruinas dándole un aspecto pintoresco y especial. Sin lugar a dudas, es uno de mis rincones preferidos de Lisboa.

  • Precio: 4 euros ( audioguía incluida).
  • Horario: Abre  de lunes a sábado. De  10 a.m – 6 p.m (octubre – mayo).  de 10 a.m -7 p.m (junio – septiembre)

4. Elevador da Bica.

Una de las cosas que ver en Lisboa son los ascensores y/o elevadores, capaces de trasladarte a otra época y, considerados Patrimonio Nacional de Portugal. Además del famoso y nombrado elevador de Santa Justa, existen otros tres: elevador do Labra, elevador da Glória y elevador da Bica.

Si tienes la oportunidad de visitar los tres no dudes en hacerlo, pero si quieres escoger tan solo uno, yo me quedaría con el Elevador da Bica, el cual fue inaugurado en 1892 y es caracterizado por ser el más empinado de Lisboa.


5. Pink Street.

que ver en Lisboa
Pink Street

Entre el Elevador da Bica y la Plaza del Comercio se encuentra la instagrameable calle “Pink Street”. En su día, fue el denominado barrio Rojo de Lisboa, pero hoy en día prostíbulos se convirtieron en restaurantes y clubs de moda.

Por el día se trata de una galería de arte al aire libre, debido a sus graffitis y el color rosa del suelo mientras que por la noche cobra vida, llegándose a convertir en la zona hipster por excelencia de la ciudad.


6. Catedral Sé de Lisboa.

Esta catedral, de estilo románico, se sitúa al inicio del barrio de la Alfama y se trata del edificio más antiguo de la capital portuguesa. Su origen se remonta al siglo XII pero ha tenido que ser restaurada en diversas ocasiones.Su mayor reforma fue tras los daños ocasionados por el terremoto de 1755.

  • Precio: Gratis.
  • Horario: Lunes a sábado de 9 a.m. – 7 p.m y domingo de 9 a.m – 8 p.m.

7. Mirador Santa Lucía en Alfama.

Uno de los mejores planes que puedes hacer en la ciudad, es pasear por el empinado barrio de Alfama, el más antiguo y auténtico que ver en Lisboa, situado a los pies del castillo de San Jorge.

que ver en Lisboa
Mirador Santa Lucía

Acércate a la iglesia de Santa Lucía y asómate a su conocido mirador. Un lugar lleno de vida en donde puedes disfrutar de uno de los mejores atardeceres de la ciudad lisboeta.

Un poco más arriba se encuentra el mirador Portas do Sol con otras vistas maravillosas.


8. Castillo de San Jorge.

Se trata de una antigua fortaleza musulmana convertida en castillo tras la Reconquista, llegando a ser la residencia de los reyes de Portugal durante décadas.

Debido al poco tiempo del que disponía y la cola no pude entrar en esta ocasión.

  • Precio: 10 euros. Gratis para los niños menores de 12 años.
  • Horario: De 9 a.m – 6 p.m (noviembre-febrero). De 9 a.m – 9 p.m  (marzo-octubre).

9. Sube al tranvía 28.

Si estás cansado/a de caminar y quieres ahorrarte las cuestas del barrio de Alfama te recomiendo la turistada por excelencia: subir al tranvía 28. El recorrido va desde la Plaza del Comercio hasta el mirador Portas do Sol y vivirás así la experiencia de subir a un tranvía de los años 30.

Coger uno de estos míticos tranvías amarillos es la forma más auténtica de recorrer Lisboa.


10. Free Tour.

Si te gusta tener una visión general de la ciudad y conocer datos curiosos de la historia te recomiendo hacer un free tour por el centro histórico. Además puedes hacer otros tours gratuitos interesantes como:


11. Escuchar Fado.

El Fado es un estilo de música popular, típica de Portugal. Se pueden ver espectáculos en diversas partes de la ciudad pero los mejores barrios para disfrutar de este tipo de música son el de la Alfama y/o el Chiado.


Segundo día.

Barrio de Belém.

Si quieres disfrutar de cada uno de sus atractivos en soledad, te recomiendo madrugar bastante. Empieza viendo el amanecer desde la Torre de Bélem, camina un kilómetro hacia el Monumento a los Descubrimientos y llega al Monasterio de los Jerónimos antes de su apertura. Una vez hayas visto todo, disfruta de los mejores pasteles de nata en la famosa pastelería “Pasteis de Belém”.

12. Torre de Belém.

La Torre de Belém es uno de los símbolos de la ciudad y se trata de una antigua fortaleza del siglo XV.

Desde la torre se vigilaba a los barcos piratas, y españoles, que trataban de atacar la ciudad y se controlaba la llegada de mercancías.

  • Precio: 6 euros.  Gratis para los niños menores de 12 años.
  • Horario: Abierto de martes a domingo. De 10 a.m – 5.3 p.m (octubre-abril). De 10 a.m – 6.3 (mayo-septiembre).

13. Monumento a los descubrimientos.

A tan solo un kilómetro de la Torre de Belém se encuentra el monumento a los descubrimientos: una carabela con 33 héroes navegantes portugueses y con una enorme rosa de los vientos. Fue construido en el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, descubridor de las Azores, Madeira y Cabo Verde.

Puedes subir al mirador para observar las vistas hacia el barrio de Belém, pagando 6 euros (gratis para los niños menores de 12 años).


14. Monasterio de los Jerónimos de Bélem.

Otro de las cosas que ver en Lisboa es el Monasterio de los Jerónimos, donde se encuentra la tumba de Vasco de Gama, uno de los exploradores portugueses más importantes.

Mi recomendación es que compres las entradas por internet o llegar antes de que abra porque se forman colas interminables. La taquilla está en otro lugar a la entrada.

  • Precio: 10 euros. Por 12 euros incluyes la visita a la Torre de Belém.
  • Horario: de 10 a.m – 5.3 p.m (octubre-abril). De 10 a.m – 6. 30 (mayo-septiembre).

15. Pastelería “Pasteis de Bélem”.

Después de ver los distintos monumentos que te ofrece el barrio de Bélem, uno de mis preferidos de Lisboa, acércate a la famosa pastelería Pasteis de Bélem donde podrás no solo probar los mejores pasteles de nata sino ver cómo los hacen.

No te quedes en la cola, entra en el restaurante y camina hasta llegar a un gran salón donde poder disfrutar de un buen desayuno. En unos minutos estarás saboreando estos pastelitos recién hechos a 1,10 euros la unidad, es decir, al mismo precio que si los compras para llevar.

Si quieres quedar genial con la familia o amigos, no olvides llevarte alguna que otra cajita de pasteles como souvenir.


16. Puente 25 de abril

que ver en Lisboa

Otro de los imprescindibles que ver en Lisboa es el Puente 25 de Abril y divisar la estatua de Cristo Rei a lo lejos.

Muchos encuentran similitudes con el Golden Gate de San Francisco por su color rojo y la arquitectura del mismo. Y a ti, ¿qué te parece?

Si te apetece hacer un plan romántico e inolvidable puedes disfrutar de una puesta de sol paseando en barco por el río Tajo y el barrio de Belém en un tour privado.


17.Village Undreground.

De camino al puente 25 de Abril encontrarás un lugar bastante original donde poder tomar un café, el Village Underground: un espacio cultural y creativo construido con 14 contenedores y dos autobuses de dos pisos, donde emprendedores locales acuden para intercambiar y poner en marcha sus ideas.


18. LX Factory.

La LX Factory es un antiguo polígono industrial que se ha convertido en la representación del arte y la cultura lisboeta. Aquí podrás disfrutar de música en directo, locales donde tomar algo, tiendas alternativas y arte.

La imagen más representativa de este lugar es la librería Ler Devagar, una antigua imprenta ahora convertida en una librería-café . Todavía dispone de máquinas de impresión combinadas con estanterías repletas de libros. Un lugar bohemio y que enamora al instante.

Aquí  también podrás encontrar “la gigantesca abeja” del artista callejero Bordalo II cuyas obras se caracterizan por estar elaboradas a base de material reciclado.

Si te gustan sus obras te recomiendo “El mapache” situado en el barrio de Belém.


19. Cristo Rei.

Otra de las cosas que ver en Lisboa es el Cristo Rei, la imagen de jesus con los brazos abiertos y situada a 28 metros de altura. ¿Te recuerda a algo? Pues sí, es muy similar a una de las 7 maravillas del mundo moderno: El Cristo Redentor situado en Río de Janeiro.

En su interior hau un ascensor que te permite subir al mirador y contemplar una estupenda panorámica del puente 25 de abril.

  • Precio: 6 euros.
  • Horario: de 9.3 a.m – 6.15 p.m (invierno) y de 9.3 a.m – 7 p.m (verano).

Tercer día.

que ver en Lisboa
Palacio da Pena

20. Excursión a Sintra.

En tu visita a Lisboa te recomiendo que al menos un día lo dediques a hacer una excursión a la preciosa Sintra, conocida como la ciudad de los palacios. Hay bastantes atractivos que ver aquí, como visitar sus palacios: el Palacio da Pena, La Quinta da Regaleira, el Castelo dos Mouros, el Palacio Nacional o acercarte al acantilado del cabo da Roca.


Y hasta aquí mi artículo sobre que ver en Lisboa en 2-3 días. Espero que te haya servido de ayuda y si tienes cualquier duda o sugerencia déjame un comentario. ¡Hasta la próxima viajeros!.